Blog

Ventajas y desventajas del homeschooling

Sisteméxico
Publicado por Sisteméxico el 13/10/20 09:00 AM

El homeschooling o la educación en casa está en boca de todos debido al cierre de las escuelas en México y el mundo a causa del COVID-19. Directivos académicos y administrativos debemos informarnos acerca de esta modalidad educativa que genera cada vez mayor interés entre las familias mexicanas, pues nada está relacionada con las clases virtuales que actualmente están impartiendo las instituciones públicas y privadas.

El homeschooling es básicamente un proceso de enseñanza y aprendizaje bajo la tutela de la familia del estudiante en cuestión, incluso algunos estudios sociales encontraron que la madre ha sido pilar para que esta forma de educación funcione. Se trata de todo un proceso de enseñanza y aprendizaje fuera de la escuela.

Existe una variedad de enfoques de homeschooling que los tutores pueden aplicar, desde aquel que sigue el programa de estudios (contenidos educativos) del grado que el menor debería estar cursando hasta uno más guiado por los deseos del estudiante sobre qué aprender y los momentos para hacerlo.

 

< Conoce nuestro Plan contra la deserción escolar en el 2020 >

 

Por eso, vale la pena distinguirlo de las clases que se están llevando a cabo actualmente en muchas casas de México, donde por medio de WhatsApp, Zoom, Microsoft Teams y Aulas Virtuales, los niños y adolescentes continúan aprendiendo y no ven interrumpida su educación por la pandemia. 

 

¿Covidschooling o homeschooling?

La columnista Beatriz Portinari ha sugerido el término covidschooling para distinguir a las nuevas familias que se están sumando al homeschooling, pues aunque ahora se habla más de este tipo de educación, en realidad no tiene nada de nuevo, ya que tuvo un boom en Estados Unidos en la década de los ochenta y actualmente es una tendencia en crecimiento.

Debido a la preocupación por la contingencia sanitaria el número de familias homeschoolers va en aumento, pues a muchos menores les agota física y mentalmente pasar bastantes horas frente a la pantalla por las clases virtuales. Incluso en países como Alemania y España, aunque ya se están retomando clases de manera presencial, varias familias decidieron quedarse en el homeschooling  para prevenir cualquier contagio.

En Estados Unidos, uno de los países donde el homeschooling es una práctica educativa reconocida legalmente, las solicitudes para realizar esta modalidad de educación han sido altamente demandadas. De acuerdo con el periódico El País, fueron tantas las solicitudes para aprender en casa en el estado norteamericano de Carolina del Norte, que la página administrativa para presentar las solicitudes terminó por caerse. De igual modo, varias asociaciones y colectivos de familias homeschoolers han tenido una mayor demanda de talleres y cursos para capacitar en educación en familia.

En el caso de España, si bien no es una modalidad educativa regulada, tampoco está prohibida. Por ello, también hay agrupaciones de familias que se capacitan y apoyan mutuamente para asesorarse en la enseñanza de los hijos. Tal es el caso de la Coordinadora Catalana pel Reconeixement i la Regulació Homeschooling en Cataluña, quienes desde que se aplicaron las medidas sanitarias y cerraron las escuelas tuvieron mayores consultas sobre las formas de enseñanza. Después, por considerar que las motivaciones de estas nuevas familias eran totalmente ajenas a la naturaleza del homeschooling rechazaron a cualquier madre o padre que quisiera asociarse al grupo. 

 

También te puede interesar:

< ¿Qué es el homeschooling y cómo funciona? >

 

Carlota Sala,  presidenta de esta asociación catalana, considera que educar bajo la modalidad de homeschooling no debería ser una decisión tan tomada a la ligera por las familias. Para ella es una práctica educativa que requiere mucha atención y asesoría pedagógica, además, la filosofía es totalmente ajena a las escuelas y considera que los nuevos interesados sí estaban de acuerdo con la educación de sus hijos, pero están dejándose llevar por el temor al virus y la apatía por tanta virtualidad.

Este temor al COVID-19 y el distinguir a los covidschoolers es importante para nosotros como directores de instituciones educativas, pues es probable que dentro de nuestra matricula algunas deserciones escolares tengan esta raíz.

En México el homeschooling es una práctica que cada vez más familias llevan a cabo, hasta hace poco era una opción para quienes estaban en desacuerdo con los modelos educativos en las escuelas, por razones de salud y trastornos del neurodesarrollo en los hijos, así como por convicciones religiosas. Pero ahora pareciera que hay varias familias sumándose al covidschooling a causa de la pandemia. 

Saber las ventajas y desventajas de este tipo de educación nos puede proveer de mejores estrategias para convencer a nuestra comunidad educativa de que es válido hacer homeschooling, pero siempre que sea por las razones adecuadas y sabiendo los riesgos que puede traer a los menores implicados, porque no es una educación para todos. 

También es importante hacerles saber que de ninguna manera la educación escolarizada de nuestra escuela tiene que resultar sosa y estresante para los estudiantes.  La comunicación es la base y por eso te presentamos algunas ventajas y desventajas del homeschooling para ayudarte a generar ese puente con las familias.

 

Otros artículos relacionados:

< ¿Cómo evitar la deserción escolar durante la contingencia del COVID-19? >

 

Ventajas

Tenemos que empezar por conocer las fortalezas de esta modalidad para ver este proyecto educativo desde distintas perspectivas, así es que veremos las ventajas del homeschooling.

 

1. Flexibilidad del horario

Los niños que presentan un mayor rendimiento y motivación por las tardes, tienen la oportunidad de hacer sus actividades académicas en un horario que vaya más con su ritmo, que el matutino impuesto por las escuelas indistintamente hacia todos.

Si la madre o el padre son los únicos tutores, trabajan en casa y no contrataron algún profesional educativo para darle clases a sus hijos, pueden ajustar el horario también de acuerdo a sus tareas del hogar como cocinar, lavar la ropa, cortar el césped y otras labores. De este modo, garantizan una atención más personalizada hacia el infante.

Atrás quedaron las prisas de llegar a tiempo a la hora de entrada o las llamadas telefónicas entre padres para ponerse de acuerdo sobre quién irá a buscar al hijo cuando salga de la escuela. 

 

2. Atención más personalizada

Una queja muy generalizada hacia las escuelas es que debido al tamaño del grupo o la falta de capacitación de los docentes, los niños no tienen una atención 100% personalizada.

En el homeschooling las familias al tener la responsabilidad de solo uno o más hijos,  pueden prestar una atención más personalizada. Nadie conoce mejor a su hijo que la propia madre o el padre. Además, la atención y el deseo de atenderle proviene de un interés genuino, ya que se decidió sacarlo de la escuela para ofrecerle algo que en sus ideas es mejor, así como darle prioridad en ese tiempo que se tenía sin hijos.

 

3. Lazos familiares más estrechos 

Las horas que las familias pasan con los hijos son mayores y los espacios para conocerse en esos lapsos de tiempo resultan valiosas oportunidades para estrechar lazos familiares. En el homeschooling las madres o padres pueden dedicarse más a la educación y crianza de sus hijos, a diferencia de cuando solo los dejan en la escuela.

Aunque quienes asisten a las escuelas también pueden mantenerse cercanos con sus familiares, en el homeschooling la educación corre totalmente a cargo de los tutores sin intromisiones de psicólogos clínicos o educativos, docentes, pedagogos, entre otros actores que suelen estar en las escuelas.

 

4. Reducción de gastos 

Hacer homeschooling también es una opción ante dificultades económicas, aunque se cree que es un tipo de educación privilegiada para quienes pueden pagar numerosos recursos y herramientas de trabajo, así como financiar asesorías, lo cierto es que también permite olvidarse de gastos como la compra de uniformes, útiles, colegiaturas e inscripción.

 

5. Plan de estudios flexibles 

Si el homeschooling es guiado bajo el plan de estudios de la Secretaría de Educación, la familia puede adaptar algunos contenidos a los deseos e intereses del niño o adolescente. Tal vez haya algún tema como la migración de aves o una habilidad como tocar el violín que le interese en particular al menor y que es poco probable que en la escuela tuviera la oportunidad de llevarlo. 

De este modo, las familias pueden incorporar sin mayor problema estos contenidos que no estaban contemplados originalmente, pues es parte de la filosofía de esta educación más libre.

 

Otros artículos relacionados:

< HomeSchooling en México y cómo está impactando a las escuelas >

 

Desventajas

 

Ahora las desventajas de esta modalidad educativa son las que se presentan a continuación.

 

1. Falta de regulación y legalidad

 

El homeschooling en México no está regulado, hay muchos vacíos legales que las familias homeschoolers utilizan a su favor. Mientras que en la constitución mexicana se establece que la educación es obligatoria, las pocas especificaciones sobre la modalidad son usadas por los tutores a favor de continuar con una educación en casa.

Sin embargo, lo que conlleva esta falta de reconocimiento legal es que si el menor va a estudiar la universidad cuando tenga la edad, antes tendrán que buscarse opciones de exámenes y cursos para certificar que se cuenta con los conocimientos del nivel educativo básico y media superior. En México las familias homeschoolers recurren al Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA).

 

2. Doble jornada de trabajo para las madres

 

Si bien cuando hablamos de educación en casa, nos referimos a familias en general. Lo cierto es que las diferencias de género son evidentes en cuanto a la repartición de tareas del hogar y cuidados de los hijos. La mayoría del tiempo las madres llevan la carga de estas labores y las que, además, son profesionistas triplican la jornada.

La escuela y las guarderías en cambio refuerzan la idea de “educar en comunidad” desde una perspectiva más equitativa y plural. Pero la privatización de muchos servicios y el regreso a una educación no escolarizada de esta manera, aumenta el trabajo de las madres.

 

3. Socialización limitada 

 

Los niños y adolescentes corren el riesgo de no desarrollar habilidades sociales si no se abren espacios para que interactúen y se relacionen con sus pares. Es preocupante que no hayan estos canales, ya que es mediante el trato con los otros que adquirimos habilidades para escuchar puntos de vista diferentes al nuestro, argumentar respuestas sobre qué pensamos y un habla más fluida. 

De este mismo modo, es por medio de la socialización que los menores pueden volverse más tolerantes a la frustración.

 

4. Comentarios muy críticos 

 

La falta de conocimiento sobre qué es el homeschooling lleva a pensar a familiares cercanos, amigos y conocidos que en realidad no se está educando al infante y, por lo tanto, está quedando rezagado.

Estos comentarios suelen ser constantes, duros y muy críticos.

 

5. Falta de preparación pedagógica 

 

El aprendizaje en casa no es solo para los niños y adolescentes, lo es también para las familias, pues al asumir la responsabilidad sobre la formación académica de los hijos es importante que se informen sobre metodologías de aprendizaje, teorías del aprendizaje y cognición, así como de las emociones y entre otros aspectos del desarrollo humano.

Algunas madres o padres cumplen bien esta tarea, pero otros no y eso es preocupante ante la falta de regulación y vigilancia sobre estos procesos de aprendizaje en casa.

Ahora como directivos académicos y administrativos es importante que conozcamos estas otras perspectivas de la educación, pues eso nos permite crecer como líderes educativos y asumir retos ante fenómenos como la deserción escolar y el llamado covidschooling, solo así podemos mantener nuestra matrícula y procurar el mejor aprendizaje de los alumnos.

Nueva llamada a la acción

 

Tópicos: Educación, Escuelas, Directores, School manager, Desercion escolar, HomeSchooling

Déjanos un comentario